Fantasías compartidas

Responder al tema

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Fantasías compartidas

Mensaje  Ire@ el Vie Jul 20, 2012 8:39 pm

Esta es una historia escrita de a dos. Todo comenzó como un juego/desafío con mi muy querido amigo Mati, con quien me encanta escribir y dejarle la historia en una parte difícil y de la que tiene que salir usando su inagotable astucia.

Mi parte: Noche de perversión


Imagínate que soy una socia o clienta que esta en un restaurante cenando con su marido. Llegas tú y te acercas a saludarnos. Mi marido te invita a sentarte con nosotros y accedes. Ustedes dos están sentados uno al lado del otro y yo en frente. Se ponen a charlar y yo comienzo a aburrirme.
Mientras como mi comida sin ganas, me saco uno de los zapatos y elevo mi pie sin medias hasta tu entrepierna. Voy rozando despacio todo el camino desde tu tobillo hasta el cierre de tus pantalones.
Te sobresaltas, pero no puedes dar señales de nada para no alertar a mi esposo. Entonces sientes que te toco… lentamente deslizo mi pie sobre tu verga, que comienza a excitarse con el roce.
Me vuelvo más atrevida. Con los dedos de los pies, con mucha maestría, busco el cierre del pantalón. Comienzo a bajarlo… no llevas boxers y tu verga sale libre.
Te esfuerzas por mantener la charla con mi marido. Mientras tanto, para todo el mundo, yo soy una señora muy aburrida que cena totalmente absorta en su plato.
Con los dedos de los pies voy recorriendo toda tu extensión. Te siento jadear y te miro impávida mientras como mi comida sin ganas.
Tomo mi copa y la llevo a mis labios, veo tu mirada seguir el camino de ésta hasta mi boca. Me paso la lengua antes de beber… tomo un sorbo y una gota queda pendiente de mi labio inferior. Te veo pasar la lengua por los tuyos y sé que quieres probarme, secar esa gota que adrede, dejé colgando allí. Paso mi lengua y la capturo, extendiendo el movimiento lo más que puedo, disfrutando al ver como tus pupilas se dilatan al observarme. En mi pie siento tu verga sacudirse y le doy un pellizco. Una gota de líquido escapa… me sonrío de costado y me muerdo el labio inferior. Te veo contener la respiración y entonces llega el postre.
El camarero me trae frutillas con crema chantillí… tomo una con el tenedor y la acerco a mi boca sin quitarte los ojos de encima. Me miras fijamente mientras la llevo a mi boca. Mi pie sigue su tortura bajo la mesa… más humedad… me paso la lengua por los labios de nuevo.
Estás tan excitado que casi no atiendes a lo que mi esposo te dice. Él te nota raro y te pregunta si te sientes bien. Le contestas que sí, que sólo tienes un poco de calor. Te aflojas la corbata, desabrochas el primer botón de tu camisa. Tu verga está que explota. Las imágenes de cómo te gustaría enterrarla en mi coño te están haciendo sudar.
Estás a punto de explotar, pero tienes que aguantarte. ¿Cómo explicarías tus pantalones manchados cuando te pongas de pie?
Entonces yo me levanto de la mesa, me excuso con ambos y me voy, dejándote allí sentado, con la verga afuera y al lado del último hombre al que le podrías explicar lo que te sucede.
Cuando llego a la puerta me giro, te miro directamente a los ojos y te sonrío antes de desaparecer de allí.

(Bueno, hasta aquí he llegado. ¿Cómo te gustaría que continúe la historia?)

******

Su parte:


No puedo creerlo, Estoy allí medio desencajado, desalineado y con la verga afuera, asomándose por entre medio del cierre del pantalón. Veo como te levantas y te vas y aunque quiero detenerte, no puedo salir corriendo con mi pene afuera.
Al lado esta tu marido, el cual, sin percatarse de nada, no deja de charlar sobre aquel negocio que tanto le interesa y por el cual me he acercado. Hace casi media hora que no sé de lo que me esta hablando, por lo que intento seguir su conversación respondiéndole a través de monosílabos.
Mi desesperación aumenta aun más cuando veo que atraviesas la puerta dando una mirada, con dotes de invitación y desafío. Pero ¿Que hago? como resuelvo esta difícil encrucijada.
Una pregunta retumba en mi mente ¿Adonde te has ido?

Sin pensarlo vos veces, mientras observo y le sonrío a tu marido en señal de aprobación a lo que dice, tomo entre mis manos la servilleta de tela bordada que se encuentra sobre la mesa, entonces simulando un acto de descuido cuando me limpio la boca, la dejo caer al piso. Esta ocasión es sin duda, la correcta y oportuna para intentar ajustar mi penosa situación. En un simple acto deliberado, meto nuevamente mi dura y húmeda verga dentro del pantalón para cerrar inmediatamente el cierre delante de ella.

Ya nada hay más en mi cabeza que no sea interceptarte. Pero ¿Cómo lo puedo hacer? ¿Con que excusa me salgo de allí? Y que mejor momento para recibir y comprender un aislado comentario de parte de tu actual pareja:

—¿Y? ¿Que te pareció?
—¿El que? Le respondo
—El proyecto hombre. —Me interpela medio ofuscado.
—Déjamelo pensar. Tendré que calcularlo… Pero casualmente tengo material en el auto que te podría interesar. ¿Me das unos minutos que voy a buscarlo, vuelvo y lo analizamos?
—Bien, te espero.
—OK mozo… Por favor una botella de champaña para mi amigo. —Le ordeno con un grito, medio desalineado con el contexto del elegante restaurante. No estábamos en un bar, pero la desesperación por agarrarte, sin dudas me han hecho perder la línea y la cordura.
—¿Cuál desea? —Pregunta la dependienta.
—La mejor, sólo la mejor. Ah y cargue todo esto a mi cuanta ¿Si? —Le respondo. Después de todo es todo lo que puedo hacer por él y no se merece menos por la hermosa mujer que tiene.

Como un poseído, salgo corriendo detrás de ti, llevándome por delante en el camino a un jovencito que se levantaba de la mesa de sus padres en busca del baño.
—Perdón… Perdón… —Le voy diciendo en tanto no dejo de buscar la puerta de salida.

Casi cinco minutos después, todo parece demasiado tarde. Al salir Ya no te encuentro. ¿Pero donde mierda se ha metido? Me digo en tono muy poco amable. A las claras, las ganas me han hecho perder toda caballerosidad y respeto hacia los demás, ya nada ni nadie me importa. Como un loco voy mirando hacia un lado y hacia el otro y justo cuando me estaba dando por vencido, veo una columna de humo blanco de un cigarrillo, asomarse desde la oscuridad.
Como atraído por un imán, salgo hacia allí, hacia aquella tenebrosa y apagada esquina de aquel sucio callejón. Pero al llegar no encuentro a nadie. Decepcionado, me quedo ahí parado, aun más enloquecido y desesperado por la falsa alucinación.
Estando parado en éste, en lo que parece ser la parte trasera del restaurante, noto, como desde las profundidades del abismo se enciende y apaga la tenue y ardiente luz que desprende el arder el tabaco de un cigarrillo.

Miro y en forma muy decidida, comienzo a caminar adentrándome en las tinieblas. Si eres tú, se que no tienes escapatoria. Por lo que con mucha parsimonia y convincente andar, me voy acercando a aquella tenue y ardiente luz. Mis sentidos animales se agudizan, sobre todo al ir notando que la silueta de una mujer se esconde entre las cómplices sombras de la noche, apoyada en una de paredes.
Como un cazador al acecho, voy sintiendo cómo te sabes atrapada, acorralada, por lo que giras la mirada hacía mí, como presa que sufre y agoniza por sus últimos minutos de vida. La sigilosidad de mis pasos, se transforman en el romper abrupto de mi acecho, mientras voy llegando hasta ti, voy notando como cada vez más te intentas apretar a la pared, como si por el simple hecho de hacerlo, ésta pudiera protegerte y esconderte de las fauces de tu depredador.

Es sólo cuando llego frente a ti, que me paralizo por tu presencia. Me sorprendo al notarte tan calmada mientras disfrutas del final de tu cigarrillo. Mi mente ha quedado en blanco, como si de pronto un león se hubiera olvidado de quién es y de cómo debería hacer su trabajo. Lo notas, lo disfrutas, sabes aquí mismo que no puedo contra ti. Pero en tus aires de suprema seguridad y poderío es que comienzas a demostrar que no eras una presa, de que no te estabas escondiendo, solo era una estrategia, con movimientos muy sabidos y practicados, de una fiera atrayendo a su alimento para ahorrarse la molestia de tener que capturarlo. Así me siento, así lo vivo, sobre todo cuando sales de tu oscuridad, demostrándome que a partir de ahora, el que estará perdido seré yo. Y tanto es así que ni bien me tomas por los cabellos es que voy cayéndome a tus pies. Desde allí te observo, desde allí me voy rindiendo ante ti…

(Sigues tú, te escucho)

Continuará...
avatar
Ire@
Autor@
Autor@

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Edad : 41
Localización : Baires

http://elpapiroylapluma.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  sole el Vie Jul 20, 2012 9:21 pm

ohhh ire que preciosidad de relato escrito por las dos partes ummm !!nunca habia leido algo compartido !!!me encanto !!! muchas gracias y a seguir la historia I love you I love you I love you I love you
avatar
sole

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Localización : ASTURIAS

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  dafne88 el Vie Jul 20, 2012 9:50 pm

Esto promete!!! Twisted Evil
Yo tampoco había leído nada escrito de a dos... Muy interesante! cheers
avatar
dafne88

Mensajes : 247
Fecha de inscripción : 17/07/2012
Edad : 29
Localización : Gijón (Asturias)

http://www.facebook.com/laura88

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  Gabby1 el Vie Jul 20, 2012 10:12 pm

Va muy bien Ire, felicidades me gusto mucho.
avatar
Gabby1

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Localización : Monterrey, Mex.

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  kalisava75 el Vie Jul 20, 2012 11:48 pm

Esta genial, me encanta.
avatar
kalisava75

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 16/07/2012

Volver arriba Ir abajo

ME RE ENCANTO

Mensaje  m_alejandra320 el Sáb Jul 21, 2012 2:03 am

OYE QUE TALENTO !!! FELICITACIONES , TIENES TODO MI APOYO PARA QUE SIGAS ESCRIBIENDO Y NOS DELEITES CON ESTOS RELATOS QUE TANTO ME ENTRETIENEN Y HASTA ME EMOCIONAN...

NO PARES DE ESCRIBIR!!!! cheers cheers
avatar
m_alejandra320

Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 17/07/2012
Localización : COLOMBIA

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  teresa.7 el Sáb Jul 21, 2012 8:03 am

Mas quiero mas
avatar
teresa.7

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Edad : 50
Localización : Canarias España

Volver arriba Ir abajo

Fantasía compartida - Segunda parte

Mensaje  Ire@ el Sáb Jul 21, 2012 8:45 am

Mi parte:

Te agarro del pelo y caes de rodillas ante mi. Tus ojos buscan los míos en la penumbra y te veo entregado, dispuesto a cualquier cosa.
—¿Por qué tardaste tanto? —te digo severamente mientras tironeo tus cabellos, forzando tu cabeza hacia atrás.
No te dejo hablar, me doblo sobre ti y acerco mi boca a la tuya. Te estiras para un beso que esquivo y sonrío.
—Aquí no, vamos a tu auto.
Te suelto y me alejo, dejándote allí, de rodillas en el sucio suelo, sacudo mis ropas y empiezo a caminar hacia el estacionamiento.
Miro sobre mi hombro con discreción y te veo seguirme. Has caído. Casi te tengo donde quiero.
Pasas a mi lado y te adelantas hasta un auto estacionado bajo una luz. Sacas tus llaves y abres, yo me acerco y me quedo esperando junto a una de las puertas de atrás. Captas el mensaje… abres la puerta para mí y me deslizo dentro.
Hace frío, pero mi carme está ardiendo. Necesito tocarte y adueñarme de ti lo antes posible.
Estirada en el asiento trasero, voy desabrochando uno a uno los botones de mi blusa ante tu mirada hambrienta. Antes de entrar te sacas la chaqueta y la arrojas sobre uno de los asientos delanteros. Luego te agachas, gateas hasta mi.
Tus manos buscan mi falda y se pierden debajo. Me he quitado las bragas en el callejón, tus manos llegan hasta mis pliegues húmedos y me miras con satisfacción. La bofeteda en tu cara te sorprende.
—¿Has pedido permiso para eso?
—No señora, lo siento.
—Pídelo.
—Por favor… necesito…
Levanto tu barbilla y te miro de frente.
—¿Qué?
—…saborearte… por favor.
Te tomo por la nuca y empujo tu cara a mi entrepierna. Levantas la tela despacio, rozando con tus dedos mi piel, muy, muy lentamente. Tiro de tu pelo para apurarte, te necesito ahora.
Te escucho aspirar el aroma de mi excitación. Te pasas la lengua por los labios anticipando el momento. Acercas tus labios y tus manos, deslizas un dedo y me abres. Tu lengua, hábil arma que blandes contra mí, sale disparada directo a mi centro.
Está caliente, el aroma del vino de la cena en tu aliento, se mezcla con mi perfume.
Me lames, me devoras. Tu boca es ansiosa y exigente… eso me gusta. Me deslizo un poco hacia abajo para darte espacio. Quiero que me comas toda, que no quede parte de mí que tu lengua no explore y deguste.
Comienzas a usar tus manos, acaricias mis muslos y los separas más. Estás bebiendo de mí, embriagándome con tus gemidos.
Te veo llevar una mano a tu bragueta y escucho el ahogado sonido del cierre al bajarse. Gimes de nuevo cuando ajusto mi agarre sobre tu cabello. Estiro mi brazo hasta tu culo y tironeo de tus pantalones para bajarlos. Entonces, cuando tu verga se libera, alejo tu cabeza de mí y te empujo.
—Detente. Ya basta.
Giro y te tiro contra el asiento, me pongo entre tus piernas y tomo tu verga con mis dos manos. Acomodo mi cuerpo entre tus piernas y me llevo a la boca ese pedazo de carne caliente, palpitante, que durante toda la cena me ha hecho fantasear.

(Sigues tú, te escucho)

***************

Su parte:


OH Dios. Lo has hecho. Siento como poco a poco tu boca se apodera de mi falo, es la mismísima sensación de haber alcanzado las nubes. Una fuerte tensión se esta acumulando en mi pelvis tengo ganas de tomarte por los pelos y de incrustártela muy profundo dentro de tu boca, pero no puedo, simplemente no puedo. No sé como explicarlo, pero tu dominio sobre mi es total. Quedo a tu merced, mientras que sufro tus caricias, me retuerzo, no puedo dejar de sentir ese exquisito dolor y sufrimiento, como así tampoco tus suaves labios deslizándose por todo lo largo de mi verga, mojándola, babeándola. Lo único que estoy capacitado a realizar, es a levantar un poco mi cabeza en la búsqueda de tu cara, como si por el simple hecho de mirarte disminuyera mi pesar, pero al verte, sólo me encuentro con tu mirada puesta fijamente sobre mis ojos. No sólo me la estas chupando lentamente, sino que además me miras atenta, mostrándote deseosa y triunfante de saberte dueña de mi verga. Como una leona hambrienta, observo como la devoras con mucha clama y lentitud, comprendes que la presa esta entrega y gozas arrancándole poco a poco los últimos latidos de su agonizante vida.
La locura y el desenfreno hace rato que me dominan el alma, pero sabes, como no lo creía posible, llevarlos aun más allá. Sé que estamos en un lugar prohibido, pero no puedo dejar de retorcerme, de exclamar con gemidos de pasión mientras la chupas.
Sigo observándote. Tú te detienes. Sacas mi pene de tu boca y vas arrojándole tus babas sobre ella. Babas que recoges con tus manos, esparciéndola a lo largo de mi tronco para posteriormente, tras arrojar un par calidos soplidos sobre ella, te la vuelves a meter en tu boca pero esta ves muy profundo. La sensación de mi cabeza sobre los bordes de tu garganta me hace alucinar, nunca había sentido nada igual.
Luego una seguidilla interminable de chupadas frenéticas me deja al borde de la ejecución. Pero es aquí, mientras mis hondos suspiros y gemidos me delatan, que con tus dientes me vas apresando y mordiendo la cabeza. Aunque no son fuertes los mordiscos, saben como detener mi eyaculación, saben como desconcentrarme, como frenar en seco la inminente explosión.


Ya es hora, me dices mientras aun la sostienes entre tus manos. Y así lentamente, te me vas montando sobre las piernas…


(Tú sigues…)
Continuará.
avatar
Ire@
Autor@
Autor@

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Edad : 41
Localización : Baires

http://elpapiroylapluma.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  sole el Sáb Jul 21, 2012 9:21 am

!!!GUAU GUAU!!! SOY UNA PERRA BABEANDO affraid affraid lol! bounce bounce MAS, MAS....POR FA!!!!
avatar
sole

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Localización : ASTURIAS

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  kirah- el Sáb Jul 21, 2012 10:09 am

¡guau! Que compenetración, muy bueno.[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
kirah-

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 20/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Fantasías Compartidas

Mensaje  jazmin69 el Sáb Jul 21, 2012 11:43 am

UFFFFFFF vaya manera de compartir fantaías , muy caliente ,pero siempre lo terminas en lo mejorr, para cuando el siguiente capítulo .
avatar
jazmin69

Mensajes : 491
Fecha de inscripción : 18/07/2012
Localización : España

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  Elimv el Sáb Jul 21, 2012 1:12 pm

Oye que calladito te tenias este relato jajajaja Que calor me ha dado.......... Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil Twisted Evil

Te felicito por este emocionante e excitante relato, que espero que tenga continuación jajaja

_________________

[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
Elimv
Administradora
Administradora

Mensajes : 252
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Edad : 26
Localización : de aquí y de allá...

http://lacontadoradecuentos.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

¡ IMPRESIONADA!

Mensaje  jfl el Sáb Jul 21, 2012 1:52 pm

Os felicito a ambos. Ire, Mati, Me habéis dejado impresionada.
Excitante relato, escenas perfectamente desarrolladas (por favor, que compenetración), descripciones uhm.! uhm!....

Sólo puedo decir que me ha encantado.
Seguid con la continuación de la historia, por favor.

más, más, más.....
avatar
jfl
HC
HC

Mensajes : 1037
Fecha de inscripción : 17/07/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  Ire@ el Sáb Jul 21, 2012 2:25 pm

jejejejeje Mati es increíble escribiendo, ¿no les parece? ¡¡¡Me encanta!!!
La historia sigue, y como sigamos así, seguro hacemos un libro entero. Hay más, sólo que como los dos somos argentinos, escribimos con muchos modismos que para algunas, sonarían raros, así que voy arreglando el texto para dejarlo lo más neutro posible, sin quitarle identidad.
En un rato la continuación!
avatar
Ire@
Autor@
Autor@

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Edad : 41
Localización : Baires

http://elpapiroylapluma.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  aliassara el Sáb Jul 21, 2012 2:56 pm

Los dos son increibles...

Aqui esperando [Solamente los administradores pueden ver esta imagen][Solamente los administradores pueden ver esta imagen][Solamente los administradores pueden ver esta imagen][Solamente los administradores pueden ver esta imagen][Solamente los administradores pueden ver esta imagen][Solamente los administradores pueden ver esta imagen][Solamente los administradores pueden ver esta imagen][Solamente los administradores pueden ver esta imagen]
avatar
aliassara

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Edad : 36
Localización : delante del pc

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  teresa.7 el Sáb Jul 21, 2012 3:31 pm

Mas quiero...... nooo espera ..... esto mas por favor
avatar
teresa.7

Mensajes : 424
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Edad : 50
Localización : Canarias España

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  Ire@ el Sáb Jul 21, 2012 3:41 pm

Mi respuesta:


(¿Seguimos?)

Monto tus piernas a horcajadas, alzando mi falda hasta la cintura. Siento tus manos rodear mis nalgas, me agarras fuertemente queriendo conducirme sobre tu verga.
Te empujo, me alejo un poco y te tiro del pelo, doblando tu cabeza hacia atrás.
Tu boca me tienta, tus labios me llaman. Te veo pasar la lengua por ellos y me abalanzo sobre tu boca.
Necesito ahondar en tu boca, meto mi lengua hasta que se enreda con la tuya y establecen una batalla sin tregua. Sabes a mi, como yo a ti. Nos devoramos, rodeo tu cabeza con mis brazos y apoyo mi pecho en el tuyo. Siento tu verga apretar mi entrada, tus manos acariciando mi culo, mis piernas.
Te deseo, te quiero enterrado en mí tan profundo… Tanto tiempo he esperado este momento, te he visto mil veces y ansiado estar así, con tu verga en mi, tu cuerpo caliente apoyado contra el mío.
Bajo mi mano y conduzco la punta directo hacia mi, te siento… te anhelo…
Voy bajando, estoy muy mojada. Mis jugos chorrean sobre tu verga, la empapan.
Cada glorioso centímetro de tu ardiente carne se va incrustando, como un hierro al rojo, en mi, marcándome, haciéndolo de una manera que me eriza la piel.
Te tomo todo en mí, te escucho gemir de placer y no puedo dejar de hacerlo también yo. Gotas de sudor brotan en mi espalda, provocando una sensación de frío que me hace estremecer. Mi coño se contrae, tú gimes y empujas más fuerte. Tus bolas acarician mi perineo y me retuerzo nuevamente.
Debo moverme, comienzo un lento y torturante movimiento de subidas y bajadas, la fricción es abrasadora.
Jalo tus cabellos y me pierdo en tu boca, en tu perfume que siempre me hizo estallar la cabeza. He fantaseado en tantas ocasiones sobre cómo sería dominarte, someterte, reducirte a una masa jadeante de hombre caliente y entregado.
Agarras mis pechos y desabrochas el corpiño por debajo de la blusa, tus manos buscan y encuentran. Se deleitan, tu boca se hace agua.
Alzo los brazos y me quito la prenda, tu boca ya está ahí, abierta y babeante, esperando por ellos. Chupas, estrujas, jalas cada pezón y lo atraes profundo dentro de tu boca.
Me estremeces, trato de mantener el ritmo de mis movimientos, pero siento acercarse el orgasmo.
Cuando una de tus manos baja y encuentra mi clítoris… ¡Dios! Es incontrolable la necesidad que siento. Subo mis piernas y te comienzo a cabalgar de veras, con fuerza. Mis empujes se reúnen con tus estocadas, ambos estamos jadeando, al borde del abismo. Nos abrazamos como si con eso pudiésemos estar más cerca uno del otro. La carrera frenética que comenzamos sólo puede acabar con nuestros cuerpos destrozados en una agonía deliciosa.
Te siento pulsar dentro de mi, un escalofrío recorre mi columna cuando siento un dedo rondando mi culo. Eso me dispara, es demasiado: tu verga bombeando, una mano por delante y otra por detrás… mi culo, mi clítoris…
Entonces estallo, estrujando tu verga en un orgasmo que me deja mareada. Me sacudo sobre ti mientras te siento temblar y explotar en mí.

Nos hemos quedado deshechos. Ha sido tan fuerte que las piernas no me responden. Me tienes abrazada contra tu pecho, jadeantes los dos. Nos aliviamos mutuamente con caricias…
Entonces la puerta del coche es abierta desde afuera…

(Bueno… hasta aquí llegamos.
Sigues tú, te escucho.


Nota: que divertido es dejarte en situaciones complicadas, como la del restaurante. Eres muy inteligente y es una delicia leer cómo te las ingenias con total maestría para continuar jijiji)



Su respuesta:

Continúa:


Exhausto, esa es la palabra para definir como me siento y tanto es así que no puedo hacer otra cosa que quedarme acurrucado entre tus brazos. Nunca he sido muy cariñoso, pero en esta ocasión, por el agotamiento, me he de encontrar sorprendido entre tus brazos, los que me acarician amablemente, como aprobando el esfuerzo que hemos realizado juntos.
De pronto ciento como la puerta del coche es abierta en forma abrupta, por lo que salto exaltado por la sorpresa. Miro en estado de alerta y la voz de Marcelo, mi guardia de seguridad, me advierte sobre los movimientos de impaciencia de tu marido aún dentro del restaurante.
Con desanimo y desgano, retorno a la realidad. No puedo recriminarle nada, Marcelo sólo me cuida y ese es el trabajo por el cual le pago buena pasta.
—OK Marcelo. Gracias. Ya vuelvo allí. Descuida. —Entonces disculpándome contigo a modo de permiso, nos vamos desacoplando de nuestro secreto encuentro.

Algo no está bien en mí. Me siento diferente, algo cambiado, sobre todo cuando noto que ya no me hablas. Sin dudas, voy observando tú satisfacción dibujada en tu rostro. Eres una mujer muy dominante, lo sé por como has llevado las riendas de éste encuentro, casi como si no tuviera oportunidad alguna de escaparme y esta actitud asumida por ti, me molesta. Demuestras la satisfacción típica de alguien que ha tomado lo que le interesa, así como la simultánea expresión de tranquilidad y regocijo de quien se sabe dueña absoluta de su destino. No sé por qué me incomoda tanto esa sensación, ese sentimiento que me grita que esto no esta bien.
Éste sentir ha despertado en mi, mi lado combativo, nunca me ha gustado que me manejen por sobre mis voluntades y tu expresión de triunfo es algo que no puedo quitarme de mi cabeza.

Como animado a querer cambiarla, es que aún actuado en forma sumisa y complaciente, te pido por favor quedarme con un recuerdo de nuestro furtivo encuentro, a lo cual tú, tomándolo con algo que te sobra y que ya no necesitas, buscas tus bragas y me las arrojas por la cara.


—Tómalas, recuérdame por mi olor. —Me dices en forma despreciativa. Tu dulzura se a convertido en el dominio y la seguridad de quien se sabe complacida por obtener lo que deseaba.
Un hambre voraz de venganza se apodera de mí. Entonces recuerdo algo que sé hace un tiempo, pero que hace años que no se me presentaba. Eso, es el recuerdo del sabor de doblegar a alguien que se encuentra en una posición mayor. Para tal fin utilizo mi mejor arma. Aquella ante la que he acudido incontables veces a la hora de hacerme de mi fortuna, aquella ante la que han claudicado cientos y cientos de contrincantes que han osado enfrentarme o que simplemente, como en tu caso, simplemente se han cruzado en mi camino. Todo esto cruzó por mi cabeza mientras voy reponiéndome las prendas en mi lugar, así como mientras te observo como vas acomodando tu maquillaje, tu pelo y elegante ropa de noche.

—Marcelo, mantenla aquí unos instantes, luego llévala nuevamente al restaurante. No quiero que su marido sospeche nada. —Le ordeno a mi fornido acompañante. Tú, como si nada, implemente sigues con lo tuyo.


A paso raudo voy acercándome otra vez a la entrada del local en donde Carlos, tu marido hace unos 15 minutos que me está esperando. Valiente y seguro, regocijándome de que hace solo unos instantes le arrebatado lo poco que le quedaba, su mujer, es que actúo mi mejor cara de pena frente a él.

—Carlos. Discúlpame la tardanza. —Le ofrezco mis falsas disculpas.
—No hay problema. Me estaba terminando el champagne tan delicioso que tú ordenaste. —Le oigo decir con la voz algo desalineada, producto de las burbujas de la bebida.
—Mira. Quiero serte muy franco. He estado analizando tu propuesta. Pero hay ciertos aspectos que no me cierran. Pero… —Le remarqué, anticipándome al sin fin de excusas, explicaciones y preguntas. Ya lo sé todo, su proyecto en realidad no me interesa, solo tiene algo de lo que sí deseo adueñarme, su mujer.
En eso estábamos en cuanto tras pasos seguros y desafiantes, te vemos cruzar la puerta, justo hasta donde Marcelo te ha traído amablemente del brazo. Él sabe como hacer su trabajo, sin perder su caballerosidad, pero sin dejar de hacerlo.
Le miro a los ojos, hace rato que ya hablamos por señas entre nosotros, sin necesidad alguna de emitir sonidos. Tras el vidrio le miro fijamente, sabe que puedo ser muy duro con él si lo deseo. Tras mi mirada se esconde un cuestionamiento al cual él simplemente afirma positivamente. Solo allí me quedo conforme con su labor.
Mientras esto sucede, un millar de palabras de Carlos van chocando contra mi desinteresado oído. No le doy mucho interés, solo serán esas palabras con las que miles de veces, otros actores, trataron de cambiar mi parecer en función de sus propios intereses y deseos, pero que si me conocieran más, ahorrarían ese desgaste inservible de oxigeno y tiempo.
Mis ojos ahora se posan en ti y en tu seguridad, la misma que se enfrenta a mi mirada. Trato de mantener la calma. Pronto, pronto esa misma cambiará de expresión ya que todo esta saliendo a pedir de boca. Te veo sentarte con la elegancia que te caracteriza. Carlos te ofrece una copa del champagne. Levanto la mano, en clara seña de solicitar otra botella, no quiero que tomes de la misma de la que él ha tomado y conjuntamente retiro la copa llena que Carlos ha servido para ti y en forma incesante, me la tomo a fondo blanco.
—Gracias, Carlos. —Le ofrezco en forma descortés bajo tu sorprendida mirada. Las bases sobre las que él se transformará en mi súbdito, están sentadas aunque él aún no se de cuenta.
De pronto aclaro mi garganta del picar de las burbujas - mientras voy viendo como el mozo te va sirviendo en una nueva copa, con la fresca bebida – dándome media vuelta para poder mantener una charla con Carlos, pero frente a frente.
—Carlos. Como te estaba contando, hace un rato, he estado analizando tu propuesta. —Le digo mientras de reojo, observo tu triunfante y burlona expresión. Sin dudas te encanta jugar con estos secretos que tenemos ahora entre nosotros y que te dan tanto poder sobre tu pobre marido.—La cual debo decirte que es muy interesante. Sin duda has trabajado mucho en ella y déjame decirte que tienes una fortuna entre tus manos. —Sé que no hay nada mejor que una promesa de fortuna y buena vida para dejar de lado toda moral existente en los principios de una persona. —Sin dudarlo un instante, aceptare ésta propuesta que me haces. ¿Pero sabes? No puedo permitirle a alguien que de forma tan fácil acceda a algo que es para unos pocos, pues imagínate, si lo hiciéramos, esto ya no tendría gracia. Todo el mundo andaría por ahí disfrutando de los exclusivos lujos que pertenecen solo a una elite. —Todo esto le era dicho, ante unos ojos que iban de la alegría al desentendimiento y a la desesperación de momentos, mientras desde mis fauces mas profundas me decía “Acá vamos”.
—Mira. Hace solo unos instantes me he follado a tu mujer en el auto. —Le comenté fríamente en la cara, mientras apoyaba tus bragas sobre la mesa, justo delante de sus narices. —La verdad es que le ha puesto mucho empeño. —Continuaba diciéndole ante su asombro y el tuyo, que ahora pasó de la calma a la desesperación y la súplica, rogándome que eso fuera sólo una mala broma que aclararía en unos instantes, pero ese momento nunca llegaría, así que proseguí.
—Y esto me ha hecho pensar en todo esto. Sin dudas tengo que decirte estas cosas, aunque no quiera, porque de entablar un vinculo comercial entre nosotros, no quiero que haya secretos así escondidos y que afecten a una relación comercial tan prospera y beneficiosa entre los dos.
Ni que decir tengo, que al terminar de escuchar decir todo esto. Carlos intentó levantarse de la mesa, pero sólo para encontrarse con las dos manos de Marcelo puestas sobre su hombre, el cual, amablemente, le invitaba a mantener su sitio, por otro lado, tú y tu mirada inquisidora sobre mí, a la cual de plano, yo no le prestaba importancia. Ahora la cosa era entre él y yo.
—Vamos Carlos. Espera ¿Adonde vas? Vamos, siéntate que aún no hemos terminado de conversar. Mira, lo que tienes aquí es algo único, algo que sin dudas hará de tu futuro algo más cómodo y placentero.
—¿Que quieres entonces? —Respondió aún algo furioso y con una mezcla de sensaciones que cruzaban su mente.
—Pues quiero que me entregues a tu mujer. Quiero que sea mía. Quiero que me la entregues tú. Que seas tú el que me permita follármela. Piénsalo… ¿Que perderías? Piensa que ya lo he hecho hace unos instantes ¿y que obtuviste?… Nada… Sólo un par de cuernos en tu cabeza, los cuales ya no se borraran jamás. Por eso, no te estoy pidiendo que te conviertas en algo que ya no eres. Sólo que esta vez lo hagas para obtener algo muy importante a cambio, un asegurado porvenir económico. Lo único que tienes que hacer al respecto es ceder a lo que te pido y listo, futuro asegurado.
Cuando Carlos escuchó mi oferta, un silencio rotundo invadió la mesa. Tú le mirabas con desprecio, por el simple hecho de que lo estuviera pensando. Pero la oferta había sido planteada de manera ingeniosa, perversa, pero ingeniosa. Claro estaba que aún faltaba tu parte. Sabía que eras una dama dominante y que no accederías fácilmente a nada, aún a pesar de que tu marido te entregase.
El tiempo pasó y mi palabra sentenció el final de la espera.
—¿Lo tomas o lo dejas? Si lo aceptas, sólo afirma con la cabeza. —En ese momento, como si de un hacha de verdugo se tratara, la cabeza de Carlos cayó sobre la tuya, sentenciando así tu futuro entre mis manos.
—OK. Entonces acuerdo cerrado. —Y dicho esto, me levanté de la mesa y me fui del lugar, mientras que al salir le indicaba al encargado que anotase todos los gastos en mi cuenta.

De tu parte solo quedó el silencio. Sabías que algo nuevo se acercaba en sus vidas. Ya nada volvería a ser igual, en eso mismo no dejabas de pensar en el más rotundo de los silencios, durante todo el trayecto hacia tu casa. Al llegar, Carlos intentó decir unas palabras, pero un cachetazo en su mejilla fue todo lo que recibió como respuesta.
—¿Cómo te has atrevido? —Le interpelaste detrás de aquel duro golpe recibido a su hombría y a su honor.

Toda la noche, pasaste sin poder pegar un ojo, Lo inevitable estaba en marcha y sólo deberías de esperar lo que vendría por delante.

Llegó la mañana y el dolor de cabeza por el mal dormir y los nervios, no dejaban de hacerte notar su presencia.
Carlos, como todos los días, ya no estaba cuando despertaste, pero en esta ocasión se fue dejándote una simple nota de disculpas sobre la mesa, como si eso alcanzara para cubrir lo que acababa de hacer. Y ¿Pero tú? ¿No era acaso algo similar lo que le habías hecho? ¿En que se diferenciaba tu abuso al de él? ¿Por qué tú no te sentías culpable y él debería de estarlo? Todo eso atravesaba tu mente mientras no dejabas de esperar mi abatida. Entonces por fin algo llegó hasta tu puerta. Un sobre color madera pasó de pronto por debajo de tu puerta. Ansiosa, fuiste en busca de él, lo tomaste y lo abriste, sólo para observar, incrédula, un conjunto de fotos que retrataban todo lo sucedido anoche. Todo. La primera estampaba tu pierna sobre mi verga por debajo de la mesa, mientras que tu marido me hablaba y yo no podía dejar de mirarte, sobre todo por la forma en que se notaba tu frutilla con crema jugar en tu boca. Otra enmarcaba la mirada de invitación desde la puerta del restaurante hacia mí. La próxima te encuadraba en el callejón, y así una tras otra, iban detallando todos los sucesos: tus pasos hacia el auto, tus manos sobre la luneta, como me tirabas tus calzones y hasta de cómo te ibas acomodándote el vestido cuando entraste otra vez al restaurante. Sin dudas no era yo el que las había tomado, ya que yo también estaba allí en las fotos, tampoco Marcelo, ya que él mismo era quien te acompañaba en tu regreso. ¿Pero si no era yo, ni Marcelo? ¿Quién las había tomado? ¿Quién las había dejado bajo tu puerta? Para poder descubrirlo, sales desesperada rumbo a la puerta, la abres, pero nadie había allí, ni un alma.

Entras de nuevo hacía el interior de tu casa, tomas de nuevo el sobre y lo inspeccionas con mayor detenimiento, es sólo aquí que descubres una nota dentro, la cual decía:

“Irene. Como verás, ayer te vi. Sé quién y cómo eres. Ahora sólo falta que te sometas a mí, si es que no quieres que todo tu entorno reciba más copias de estas imágenes. También sé del acuerdo que han completado tu marido con Matías. Si no quieres que tu frágil mundo se derrumbe, te espero hoy a las 17:00 horas en la plaza del centro. Se puntual o tu vida dará un cambio del cual te arrepentirás. Te espero. ROX.


Continuará…
(JAJAJAJAAJAJAJAJ. Querías mi parte PERVERSA Y DOM. Aquí está. Es más también pensé en nuevos personajes jajajaja. Todas ideas tuyas… Como veras a mí también me gusta dejarte en bretes de esta tipo. Se que tu también eres inteligente y sabrás salir de ellos.
Te juro que re escribí esto como mil veces, no sabía como dejarte peor parada cada vez. Jajajaajjaja.)
avatar
Ire@
Autor@
Autor@

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Edad : 41
Localización : Baires

http://elpapiroylapluma.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  sole el Sáb Jul 21, 2012 3:58 pm

!!!dientes largos!!!! ¿¿habra trio??? ¿¿nos narraran los tres....???
aggg esa Rox !!traera problemas??? affraid affraid cyclops cyclops
avatar
sole

Mensajes : 96
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Localización : ASTURIAS

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  aliassara el Sáb Jul 21, 2012 4:42 pm

Shocked Shocked Shocked Shocked Shocked Shocked asi me he quedado ¡¡¡que retorcido y maquiavelico eres Matt!!!.

Ire a ver como sales de esta.....piensa, piensa...
avatar
aliassara

Mensajes : 181
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Edad : 36
Localización : delante del pc

Volver arriba Ir abajo

Buenisimoooo

Mensaje  SOL@ el Sáb Jul 21, 2012 4:43 pm

JAJAJAAJ!!! GENIAL!!!!!! ademas de hot es muuuuy divertidoooo!!!!! Eso de saber que el otro tiene que continuar la historia y no sabe con que saldra!!!! Ire y Mati son unos genios!!!
Ups... ahora empiezan a caer todas en la volteada? jajaja Rox tenia que ser!!!
Espero otra entrega rapidooo!!!
avatar
SOL@
Colaboradora
Colaboradora

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Edad : 44
Localización : Argentina

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  Ire@ el Sáb Jul 21, 2012 4:53 pm

Es increíble y tremendamente estimulante escribir así, porque es tal cual: no sabés con qué te va a salir y cómo arreglártelas para continuar. De verdad es que es una especie de desafío mental, porque claro, cuando es una sola quien escribe, hace lo que quiere, pero aquí hay que continuar lo que el otro ponga y seguirlo!!
Me falta retocar dos partes más y estoy escribiendo mi nueva parte... que la verdad es que me dejó muuuy mal parada What a Face jejejejeje
¡Pero ya voy a encontrarle la salida! sunny sunny


avatar
Ire@
Autor@
Autor@

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Edad : 41
Localización : Baires

http://elpapiroylapluma.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Sin palabras...

Mensaje  marisella el Sáb Jul 21, 2012 7:46 pm

genial Ire y Mati...genial y ahora se suma Rox,, andaré yo también x ahí???...esta quedando redondito....ajaja,los felicito y será quizás esta la forma de publicar?...felicitaciones
avatar
marisella

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 16/07/2012
Edad : 46
Localización : Donde y con quien yo quiera...

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  Ire@ el Sáb Jul 21, 2012 9:04 pm

¡¡¡Huyyyyyyy!!! Quien te dice y terminan unas cuantas siendo parte de esta historia!! jejejejeje

Tengan cuidado, que al menos descuido, terminan formando parte del extraño complot que estoy diseñando para dejarle la historia lo más retorcida posible a Matias Twisted Evil

Y si este relato, de fantasía se transforma en una intriga... ufff, hasta la editorial no paramos.
avatar
Ire@
Autor@
Autor@

Mensajes : 307
Fecha de inscripción : 06/07/2012
Edad : 41
Localización : Baires

http://elpapiroylapluma.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

CHICAS ME METIERON DE UNA!!!!!!!

Mensaje  roxana adriana el Sáb Jul 21, 2012 9:49 pm

IRE MIJA SE BUENA CONMIGO !!!!!!!!YO NO ESCRIBÍ NADA JA JA JA JA Y ME METEN EN QUILOMBOS!!!!!!!!!JA JA JA JA ...SI VAS A DARME CON ALGO SE GENEROSA MUJER !!!! DAME UNA NOCHE PARA RECORDARRRRRRRRRRRR JA JA JA JA JA cheers cheers cheers cheers cheers cheers SSIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!! IRE ESPERO QUE LO QUE TRAMES SEA FRESA!!!JA JA JA JA NO SEAS MALAAAAAAAAA!!!!!!! lol! lol! lol! lol!
avatar
roxana adriana

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 05/07/2012
Edad : 43
Localización : AHORA EN EL CIELO TENGO HC !!!!!!!

Volver arriba Ir abajo

Seguir asi!!!

Mensaje  dafne88 el Sáb Jul 21, 2012 9:56 pm

¡¡¡ ME ENCANTA !!! ¡¡¡ ME ENCANTA !!! ¡¡¡ ME ENCANTA !!! ¡¡¡ ME ENCANTA !!! ¡¡¡ ME ENCANTA !!! ¡¡¡ ME ENCANTA !!! ¡¡¡ ME ENCANTA !!! Twisted Evil
avatar
dafne88

Mensajes : 247
Fecha de inscripción : 17/07/2012
Edad : 29
Localización : Gijón (Asturias)

http://www.facebook.com/laura88

Volver arriba Ir abajo

Re: Fantasías compartidas

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 10. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.